viernes, 8 de enero de 2016

LOS ANTIBIÓTICOS.


¿ Qué son los antibióticos?

Se denomina Antibiótico (del griego, anti, 'contra'; bios, 'vida'), a cualquier compuesto químico utilizado para eliminar o inhibir el crecimiento de organismos infecciosos.
 Sir Alexander Fleming (1881-1955), bacteriólogo y premio Nóbel británico, se hizo famoso por el descubrimiento de la penicilina que tuvo lugar accidentalmente en 1928 en el curso de sus investigaciones. Al observar que un moho que contaminaba una de sus placas de cultivo había destruido la bacteria cultivada en ella, sentó las bases para el desarrollo de la terapia con penicilina.
 La penicilina, el arquetipo de los antibióticos, es un derivado del hongo Penicillium notatum


ANTIBIÓTICOS: cuándo pueden y cuándo no pueden ayudar. 
Los médicos, preocupados por la resistencia a los antibióticos.

¿Qué son antibióticos?

 Los antibióticos son medicamentos fuertes que se usan para tratar infecciones, incluso infecciones que pueden causar la muerte. Pero los antibióticos pueden hacer más mal que bien cuando no se usan de la manera apropiada. Podemos protegernos a nosotros mismos y a nuestra  familia sabiendo cuándo se debe usar antibióticos y cuándo no se les debe usar.


¿Los antibióticos funcionan contra todas las infecciones?

No. Los antibióticos solamente funcionan contra las infecciones causadas por bacterias, hongos y ciertos parásitos. Éstos no funcionan contra ninguna infección causada por virus. Los virus causan resfriados, la gripe y la mayoría de toses y dolores de garganta.

¿Qué es la "resistencia bacteriana"?

Usualmente los antibióticos matan las bacterias o impiden que sigan creciendo. Sin embargo, algunas bacterias se han vuelto resistentes a antibióticos específicos. Ésto significa que los antibióticos no funcionan más contra ellas. Las bacterias se hacen resistentes más fácilmente cuando los antibióticos se usan con demasiada frecuencia o cuando no se usan correctamente; por ejemplo cuando el paciente no se toma todos los antibióticos que el médico le recetó.
Las bacterias resistentes algunas veces pueden tratarse con antibióticos distintos a los cuales la bacteria aún no ha desarrollado resistencia. Estos medicamentos pueden tener que darse intravenosamente (a través de una vena) en un hospital. Unos pocos tipos de bacterias resistentes no pueden tratarse.

¿Qué puedo hacer para ayudarme a mí mismo y a mi familia?

No esperemos que los antibióticos curen todas las enfermedades. No debemos tomar antibióticos para enfermedades virales tales como resfriados o la gripe. Con frecuencia, lo mejor que se puede hacer es dejar que los resfriados y la gripe sigan su curso y solamente disminuir sus síntomas. A veces ésto puede durar dos semanas o más. Si la enfermedad empeora después de dos semanas, consultaremos al  médico. Él puede también darnos algunos consejos sobre lo que podemos hacer para aliviar nuestros síntomas mientras el cuerpo combate contra el virus.

¿Cómo sabemos cuándo necesitamos antibióticos?

La respuesta depende de qué es lo que nos está causando la infección. Las siguientes son algunas pautas básicas:
  • Resfriados y la gripe. Los virus causan estas enfermedades. Éstas no se pueden curar con antibióticos.
  • Tos o bronquitis. Casi siempre los virus causan estas. Sin embargo, si tenemos un problema con los pulmones o una enfermedad que dura largo tiempo, una bacteria podría en realidad ser la causa. El médico puede decidir tratar de usar un antibiótico.
  • Dolor de garganta. La mayoría de los dolores de garganta son causados por virus y no necesitan antibióticos. Sin embargo, la faringitis por estreptococo es causada por una bacteria. El médico puede determinar si padecemos una faringitis por estreptococo y puede recetarnos un antibiótico.
  • Infecciones de oído. Existen varios tipos de infecciones de oído- Los antibióticos se usan para algunas, pero no para todas las infecciones de oído.
  • Infecciones de los senos nasales. Los antibióticos se usan con frecuencia para tratar las infecciones de los senos paranasales. Sin embargo, una nariz con mucosidad y un moco amarillo o verde no necesariamente significan que necesitemos un antibiótico.

¿Qué más debemos saber?

Si el médico nos receta un antibiótico, nos aseguraremos de tomarnos todo el medicamento, incluso si nos sentimos mejor después de un par de días. Esto disminuye la probabilidad de que queden bacterias en nuestro cuerpo, las cuales podrían potencialmente volverse resistentes a los antibióticos.
También podemos prevenir el contagio de infecciones practicando hábitos de buena higiene. Es importantísimo lavarse las manos con agua y jabón, especialmente después de ir al baño, de entrar en contacto con excrementos (popó) de una mascota o del pañal de un bebé, después de usar el baño y antes de comer.
Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

No hay comentarios:

Publicar un comentario